La migración de las aves

abejaruco

 

En esta época nos dejan algunas aves que nos han acompañado en nuestras salidas al campo con sus cantos y sus destellos fugaces entre la espesura del bosque. Siempre están de aquí para allá, detrás del alimento o buscando el lugar ideal para procrear. Así es la migración de las aves.

Algunas realizan viajes inimaginables para animales tan pequeños, apenas unos gramos de peso y recorren miles de kilómetros hasta el sur de África.

Entre los migradores más llamativos por su colorido están los abejarucos, que suelen ir en grupos numerosos que se localizan sobre todo por su canto en vuelo y también las carracas, migradoras tempranas que cada vez se ven más por las sierras de Albacete. Más difícil de observar a pesar de su llamativo color amarillo es la oropéndola, uno de los pájaros más bonitos que nos visitan para criar a partir de mayo, en algunos lugares se le llama “¡ay! que tio” por su canto que recuerda esta frase.

CarracaTal vez la migradora más conocida por todos es la golondrina que después de criar a sus polluelos alimentándolos con gran cantidad de insectos, se juntan en bandos muy numerosos, para realizar el gran viaje. Sobre el lugar adonde van en invierno, su alimentación y su canto existe el dicho popular…

“En mi pueblo pimienta y clavillo
Y aquí mosquití, mosquitírrrrrrrrrrrrri”

Esperamos encontrarnos con todas ellas el año que viene y que ellas encuentren su paraíso en Iberia. ¡Buen viaje!

Sonido de la oropéndola:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>