Camino de las estrellas – Observación astronómica

Disfrutamos del atardecer mientras montamos los telescopios, sin apenas darnos cuenta y poco a poco van apareciendo estrellas sobre nuestras cabezas, las vamos conociendo por su nombre para saber movernos por el cielo nocturno como si fuera nuestra casa.

Una de las primeras que hay que saber localizar es la estrella polar y a partir de ahí, se abre ante nuestros ojos la inmensidad del cielo. Poco a poco conocemos los nombres de las constelaciones, estrellas y sus leyendas.

Con un telescopio reflector de 200 mm de diámetro, un refractor de 150 mm y varios prismáticos, alcanzamos a ver lo que a simple vista no llegamos, las lunas de Júpiter, los anillos de Saturno, la forma de media luna de Venus, la Gran Nebulosa de Orión, la Galaxia de Andrómeda,… y muchas más curiosidades de lo más profundo del Universo, donde llegaremos con nuestra imaginación en esta velada inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>